Texto publicado por Daniel Ayala, El testigo

Texto del día martes 27 de julio del año 2021.

“Examinando las escrituras”.
Texto del día martes 27 de julio del año 2021.

Pusiste a prueba a los que dicen ser apóstoles
(Apoc. 2:2).

Los ungidos no esperan que otros los traten de manera especial
(Filip. 2:2, 3).
También saben que, cuando Jehová los ungió, no hizo que todo el mundo se enterase. Así que un cristiano ungido no se sorprende si a otras personas al principio les cuesta creer que Dios lo ha elegido.
A fin de cuentas, la Biblia enseña que no debemos creer de inmediato a todo el que afirme haber recibido de Dios una responsabilidad especial. Además, como no quieren atraer atención sobre sí mismos, los ungidos no dicen que lo son cuando conocen a alguien por primera vez. Y, por supuesto, nunca presumen de ser ungidos
(1 Cor. 4:7, 8).
Los ungidos no se relacionan únicamente con otros ungidos, como si fueran miembros de un club exclusivo. Tampoco tratan de comunicarse con otros ungidos para hablar de su llamada celestial o para formar grupos privados de estudio de la Biblia
(Gál. 1:15-17).
Si hicieran eso, no contribuirían a unir a la congregación. De hecho, irían en contra del espíritu santo, pues este fomenta la paz y la unidad en el pueblo de Dios
(Rom. 16:17, 18).
w20.01 28 párrs. 6, 7

La Biblia. Traducción del Nuevo Mundo.

Apocalipsis 2:2.
2 ‘Conozco tus hechos, tu duro trabajo y tu aguante. También sé que no puedes tolerar a hombres malos y que pusiste a prueba a los que dicen ser apóstoles pero no lo son, y descubriste que eran mentirosos.

Filipenses 2:2, 3.
2 hagan que me llene de alegría demostrando que tienen la misma mente y el mismo amor, que están completamente unidos y que tienen el mismo pensamiento. 3 No hagan nada motivados por un espíritu conflictivo o egocéntrico, sino que humildemente piensen que los demás son superiores a ustedes,

1 Corintios 4:7, 8.
7 Pues ¿quién hace que tú seas diferente a los demás? En realidad, ¿qué tienes tú que no hayas recibido? Entonces, si lo recibiste, ¿por qué vas presumiendo como si no lo hubieras recibido? 8 ¿Ya están satisfechos? ¿Ya son ricos? ¿Ya empezaron a reinar sin nosotros? Ojalá hubieran empezado a reinar, para que nosotros también reináramos con ustedes.

Gálatas 1:15-17.
15 Pero, cuando a Dios —que causó mi nacimiento y me llamó por medio de su bondad inmerecida— le pareció bien 16 revelar a su Hijo usándome a mí para que les predicara a las naciones las buenas noticias acerca de él, no fui inmediatamente a consultar a ningún ser humano. 17 Tampoco subí a Jerusalén a ver a los que eran apóstoles antes que yo. Más bien, me fui a Arabia y luego volví a Damasco.

Romanos 16:17, 18.
17 Hermanos, ahora les ruego con firmeza que vigilen a los que crean divisiones y obstáculos que van en contra de las enseñanzas que ustedes han aprendido, y que los eviten. 18 Hombres como estos no son esclavos de nuestro Señor Cristo, sino de sus propios deseos, y con palabras melosas y halagos seducen los corazones de los ingenuos.

Fuente de consulta:
BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower
jw.org