Texto publicado por Daniel Ayala, El testigo

Texto del día martes 15 de septiembre del año 2020.

“Examinando las escrituras”.
Texto del día martes 15 de septiembre del año 2020.

Presten ayuda a los que son débiles, y tengan presentes las palabras del Señor Jesús
(Hech. 20:35).

Cuando el esposo sigue el ejemplo de su cabeza, Jesucristo, ayuda a que su esposa le tenga “profundo respeto”
(Efes. 5:22-25, 33).
Entonces, ella lo tratará con consideración. Cuando los padres son considerados el uno con el otro, son un buen modelo para sus hijos. Pero también tienen la responsabilidad de enseñarles cómo ser considerados con los demás.
Por ejemplo, pueden decirles que no corran en el Salón del Reino o que en las reuniones sociales deben permitir que los mayores se sirvan los alimentos antes que ellos. Si un niño hace algo amable por nosotros, como abrirnos la puerta, debemos felicitarlo. Esto tendrá un buen efecto en él y le grabará en el corazón que “hay más felicidad en dar que en recibir”.
w18.09 29 párrs. 5, 6

La Biblia. Traducción del Nuevo Mundo.

Hechos 20:35.
35 En todo les he demostrado que deben trabajar así de duro para ayudar a los que son débiles y que deben recordar estas palabras que dijo el Señor Jesús: ‘Hay más felicidad en dar que en recibir’”.

Efesios 5:22-25.
22 Que las esposas estén en sujeción a sus esposos como al Señor, 23 porque el esposo es cabeza de su esposa, tal como el Cristo es cabeza de la congregación, salvador de este cuerpo. 24 De hecho, igual que la congregación está en sujeción al Cristo, las esposas también deben estar en sujeción a sus esposos en todo. 25 Esposos, sigan amando a sus esposas, tal como el Cristo también amó a la congregación y se entregó por ella

Efesios 5:33.
33 Sin embargo, cada uno de ustedes debe amar a su esposa tal como se ama a sí mismo. A su vez, la esposa debe tenerle profundo respeto a su esposo.

Fuente de consulta:
BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower
jw.org