Texto publicado por Jaime Nelson Arboleda Barrera

Aviación sin barreras del 10 de septiembre.

Buenos días estimados amigos:  Adjunto el enlace de Aviación sin barreras, con información de medios de comunicación de Ecuador, Perú, Uruguay, Colombia,
España, Internacional, artículos de actualidad sobre aviación, tecnología, cultura, ecología, salud, cinco cuentos a texto completo y la Guía de aeropuertos
del Ecuador accesible para PCD.

Saludos cordiales.

El Viejo Aviador.

Aviación sin barreras, Jueves 10 de septiembre de 2020.
https://www.sendspace.com/file/xywguz

Jueves, 10 de septiembre de 2020.

Buenos días estimados amigos:  Vacas, toros, perros  y gatos son los principales protagonistas  de una escapada imprevista ante el peligro inminente de
ser el plato fuerte de los seres humanos. 

“Muuu” es una fábula novelada, una crítica bien intencionada, un pedido de animales de granja  que con miedo y horror saben que su carne de un tenedor
irá luego directo a la panza, y al tiempo de sus avatares transparentan las humanas debilidades y entre sus diálogos  desesperados por aferrarse a la vida,
nos daremos cuenta de manera sencilla en qué hemos fallado. 

Título:  ¡Muuu!

Autor:  David Safier.

Nota de contraportada:  Lole, una vaca del norte de Alemania, pasa por una etapa bastante mala.  No solo ha descubierto que su queridísimo toro Champion
la engaña con esa vaca idiota de Susy, no, además se ha enterado de que el ganadero quiere vender la finca, y tanto ella como sus compañeros, acabarán
entre dos rebanadas de pan.  Un encuentro casual con un gato trotamundos, devuelve la esperanza a Lole.  Por lo visto, existe un lugar, donde las vacas
no acaban convertidas en hamburguesas, la India!  Lole decide poner pies en polvorosa esa misma noche, y acompañada de sus dos mejores amigas, emprender
ese peligroso viaje hacia la tierra prometida.

David Safier ha hecho reír a millones de lectores en todo el mundo, con su particular filosofía de vida y delirante sentido del humor.”Muu”, es una divertidísima
fábula, que al igual que el Best Seller “Maldito Karma”, nos presenta un entrañable grupo de animales en busca de la felicidad.  David Safier ha revolucionado
la Literatura de humor, “Antonio Fontana”, ABC Cultural.  Ni Platón ni Prozac, David Safier propone carcajadas para los malos tiempos,  “La Vanguardia”.

Acerca del autor:  David Safier nació en Bremen, Alemania en 1966, se dio a conocer como guionista de series de televisión de éxito como “Mi vida y yo”. 
Nikola y Berlín Berlín”, ha sido galardonado  con el Premio Grimme y el Premio TV en Alemania y con un Grammy en EEUU.  Vive y trabaja en Bremen, es autor
de “Maldito Karma” 2009, un éxito internacional que lleva más de 30 ediciones en español; “Jesús me quiere” 2010, que ha sido adaptada al cine; “Yo mí,
me contigo” 2011, y “Una familia feliz” 2012, que será llevada al cine por un estudio de animación.  Sus novelas han vendido tres millones de ejemplares
en Alemania, y están en vías de publicación en 29 países.  En reconocimiento a su éxito en España, los libreros de Bilbao, le han otorgado “La pluma de
plata”.

David Safier es un genial humorista que con un lenguaje mordaz, pone de patas arriba una concepción estereotipada de la vida moderna.

Cita 1.

“Muuu, puede querer decir muchas cosas.  Cuando una vaca de lo más normal como yo por ejemplo mujer atemorizada, puede significar:  El ganadero tiene otra
vez las manos frías, o socorro, el ganadero conduce la cosechadora borracho, o incluso, Oh no! Os quieren castrar al toro”..

Cita 2.

“Así que eché a trotar hacia el establo, donde descubrí para mi sorpresa, que el gran amor de mi vida, el gallardo toro negro Champion ya estaba en su
cubículo.  Al verlo mugí la frase que probablemente a ninguna vaca le guste mugir a su amado:  Dime, ¿Estás montando a Susy?  Champion volvió de prisa
la cabeza hacia mí, puso cara de susto un instante y balbuceó:  Esto… esto no es lo que parece Lole.  Sí, las vacas también podemos soltar pretextos absurdos,
estás sobre las patas traseras y tienes las pezuñas delanteras apoyadas en su lomo, repuse con voz temblorosa, qué otra cosa podía ser?”.

Cita 3.

“Esa vaca asquerosa, tenía muchas cosas malas, era taimada, vanidosa, y lo peor de todo, increíblemente atractiva, mucho más que yo.  Susy tenía muy buena
planta, la piel brillante y más de un toro se había dado sin querer con la cerca electrificada por mirarle las ubres”.

Cita 4.

“Mientras tanto, Ilde trataba de consolarme a su manera.  De todas maneras, siempre hemos sabido que Champion es un idiota.  Sí, pero era mi idiota, me
soné  Va Lole, susurró con suavidad Rabanito, seguro que hay muchos más idiotas.  Rabanito era siempre capaz de ver algo bueno en cualquier circunstancia,
siempre veía el comedero medio lleno, mientras que Ilde lo veía medio vacío y Champion se acababa de vaciarlo del todo”.

Cita 5.

“Los toros de nuestra edad, eran de la opinión de que para hacer el amorno hacía falta tener sentimientos, lo que a mi juicio, no los volvía muy atractivos”.

Cita 6.

“Mují rebosante de alegría y acto seguido, deseé saber más cosas de ese lejano país, cuéntame todo lo que sepas.  En la India, las personas les dan a las
vacas la mejor comida, eso sonaba de maravilla.  Adoran a las vacas, eso sonaba increíble.  Incluso las veneran, eso sonaba demasiado increíble”.

Cita 7.

“Tengo algo importante que deciros.  Siguieron comiendo sin levantar tan siquiera la vista.  Escuchadme de una cochina y puñetera vez, vacas estúpidas! 
Las vacas dejaron de masticar, alzaron la cabeza y me miraron con cara de fastidio.  Ilde dijo:  madre mía, tú sí que sabes ganarte a la gente con elegancia”.

Cita 8.

“No me cabía en la cabeza que alguien pudiera abandonar semejante paraíso.  Ningún lugar es bello, cuando dentro de uno mismo, no hay belleza”.

Cita 9.

“Los coches ya no le daban miedo, y preguntaba a Giacomo por todas las cosas nuevas y fascinantes con que nos topábamos.  Él le explicó que eran los molinos
de viento, malos para los pájaros; los parabrisas, malos para los insectos; y las centrales nucleares, malas para todos.  Le explicó que son los roqueros,
debajo de los pelos estaba la persona, y las motos, cosas que no se deberían usar sin manos, y no, una vaca tampoco debería ir en ellas”.

Cita 10.

“Champion estaba en el aparcamiento, así, sin más.  Tenía la mirada fija al frente y parecía más abatido de lo que yo le había visto nunca, ni siquiera
cuando le expliqué que yo era una vaca con principios, y no me dejaba montar en la primera cita.  Está vivo, balbuceó Rabanito”.

Cita 11.

“Tumbada bajo la grúa, contemplaba el cielo nocturno, que ahora estaba lleno de nubarrones, y que si lo pensaba bien, parecía tan revuelto como mi corazón. 
La última vez que me sentí tan desamparada, aún era una ternera, pero cuando me sentía así, podía refugiarme con mi madre”.

Cita 12.

“Los barbudos nos asignaron un rincón del barco para quedarnos, mientras el resto se tumbaba para calentarse la piel al sol y antes de que pudiera plantearme
qué íbamos a comer  en ese sitio, ya que en el suelo pelado del barco no había nada que pastar, Giacomo me saltó al lomo y me dijo riendo: qué os dije
yo, seguís vivas”.

Cita 13.

“Por qué no dicen las personas que el barco va a la India?  El gato se deslizó hacia mi cabeza y respondió:  Te vas a reír, es que ha habido un pícolo
cambio, el barco non va a la India, es que se llama India”.

Cita 14.

“Según la escéptica que había en mí, la felicidad que yo sentía, no era realmente felicidad, sino tan solamente alivio, y probablemente alivio y felicidad
no fueran realmente lo mismo, ya que de ser así, alivio no se llamaría alivio, sino felicidad”.

Cita 15..

“Lloró y lloró en mi piel y yo lo dejé hacer con mucho gusto, en ese momento comprendí que la felicidad no era fácil que la felicidad durara, pero que
la infelicidad se quedaba para siempre”.

Cita 16.

“Puede que ella nunca haya demostrado su amor como yo, por miedo, respondió esperanzada Rabanito.  Por desgracia, desde el punto de Rabanito, era lógico,
así que en efecto, abrigaba esperanzas de que fuésemos pareja”.

Muy atentamente.

Luis Eduardo Cueva Serrano.

Aviación sin barreras.

Quito, Ecuador, Sudamérica.