Texto publicado por Nelson

Aviación sin barreras del 21 de mayo.

Buenos días estimados amigos:  Adjunto el enlace de Aviación sin barreras, con información de medios de comunicación de Ecuador, Perú, Argentina, Uruguay,
Colombia, Panamá, España, internacional, artículos de actualidad sobre aviación, tecnología, cultura, ecología, salud, cinco cuentos a texto completo y
la Guía de aeropuertos del Ecuador accesible para PCD.

Saludos cordiales.

Luis Cueva.

Aviación sin barreras, Viernes 22 de mayo de 2020.
https://www.sendspace.com/file/uzw5gb

Viernes, 22 de mayo de 2020.

Buenos días estimados amigos:  En términos coloquiales australes diríase que este libro se nos fue al tiro, y es que es tan vívido, tan tierno y dispuesto
a transparentar la amistad a su máximo exponente, cuando no solo es gente, sino también un gato y un ratón quienes roban al lector el corazón. 

De tal manera que no bien se conocen amo, presa y depredador, ocurre entre ellos el milagro de la simbiosis, empatía y por qué no del amor, y todo ello
que recrearán en su mente pasará veloz, urgente, de la razón a la emoción y en un abrir y cerrar de ojos quedará el gusto y sensación de haber experimentado
vida, pasión y suerte de Mix, de Max y de Mex en su… cerebral cortex.. 

Título: Historia de Mix, de Max y de Mex.

Autor:  Luis Sepúlveda.

Nota de contraportada:  La inolvidable aventura de un gato de perfil griego, un ratón y el chico que vive con ellos.

Me gustan los gatos porque son misteriosos, muy dignos e independientes.  Cuando conocí al pequeño Mix, un gato que mi hijo Max adoptó en la Sociedad Protectora
de Animales de Múnich, me asombró la dignidad que tenía pese a ser un gatito no más grande que una de mis manos.  Mix como descubrirán en esta historia,
tuvo un destino extraño que a cualquier otro animal habría hecho sufrir mucho, pero él nunca abandonó el buen humor manifestado en sus ronroneos y cuando
se ausentaba sin dejar de estar presente, en su expresión se podía ver una gran felicidad.
En muchas ocasiones le pregunté:  ¿En Qué piensas Mix?  Naturalmente no me respondió, y esta historia quiere responder a esa pregunta.  Ser la voz del
silencio del gato Mix.

Acerca del autor:  Luis Sepúlveda, Ovalle 1949-Madrid 2020, fue escritor, periodista y cineasta, autor de numerosas novelas, entre ellas “Un viejo que
leía novelas de amor”, “Mundo del fin del mundo” e “Historia de una gaviota y del gato que le enseñó a volar”.  En 2009 obtuvo el Premio Primavera con
“La sombra de lo que fuimos”.  Su obra está traducida a más de 50 idiomas.

Es Doctor Honoris Causa por las universidades de Toulon, Francia y Urbino, Italia, y Caballero de las Artes y las Letras  de la República Francesa.  Su
obra más reciente fue “Últimas noticias del sur”.

Cita 1.

“Siempre me han gustado los gatos, me gustan todos los animales, pero con los gatos tengo una relación especial.  Hace muchos años conocí a un astrólogo
chino, y aunque no creo en la gente que ve el porvenir, porque se que cada uno es responsable de su destino y cada destino está lleno de sorpresas, acepté
que me hiciera una carta astral.  Luego de preguntarme dónde había nacido, cuándo y a qué hora, trazó un extraño mapa de símbolos y cálculos misteriosos,
meditó un largo rato y finalmente dijo:  Alguna vez en una vida pasada fuiste un gato muy feliz, porque eras el gato favorito de un mandarín”.

Cita 2.

“Cuando conocí a Mix, un gato que mi hijo Max adoptó en la Sociedad Protectora de Animales de Múnich, me asombró la agilidad que tenía pese a ser un gatito
no más grande que una de mis manos.  Mix creció y también me asombró, porque tenía un rostro diferente al de cualquier otro gato”.

Cita 3.

“Mix, como descubrirán en la historia que sigue luego de estas palabras, tuvo un destino extraño que a cualquier otro animal le hubiera hecho sufrir mucho,
pero Mix nunca abandonó el buen humor manifestado en sus ronroneos, y cuando como todos los gatos se ausentaba sin dejar de estar presente, envuelto en
el gran misterio que rodea a los gatos, en su expresión se podía ver una gran felicidad”.

Cita 4..

“Podría decir que Mix es el gato de Max, aunque también podría indicar que Max es el ser humano de Mix, pero la vida nos enseña que no es justo que una
persona sea dueña de otra persona o de un animal.  Entonces, digamos que Max y Mix, o Mix y Max se quieren el uno al otro”.

Cita 5.

“cuando Mix era muy pequeño, en un descuido de Max y sus hermanos salió a la calle.  Sintió la invitación de la aventura y trepó hasta la rama más alta
de un castaño y, una vez arriba, descubrió que bajar era más difícil que subir, así que muy aferrado a la rama empezó a maullar pidiendo ayuda”.

Cita 6.

“Antes de subir por la escalera, quiso saber quién se llamaba Max y quién se llamaba mix.  Mientras tanto en la rama más alta del castaño, Max sujetaba
a Mix y le decía:  Vaya lío que hemos armado Mix, prométeme que no volverás a trepar hasta las ramas más altas de un árbol, sin antes haber aprendido a
subir y bajar de las ramas más bajas, esto lo dijo Max en la rama más alta del castaño, porque Mix era su amigo, y los amigos se apoyan, se enseñan el
uno al otro, comparten los aciertos y los errores”.

Cita 7.

“Max cuidaba a Mix y Mix cuidaba la alacena, para que los ratones no se acercaran hasta la caja de cereales con chocolate, los favoritos de Max.  Aunque
no había ratones en la casa, Mix cumplía con agrado la función de guardián de la alacena, porque sabía que Max era su amigo, y los amigos   cuidaban la
alegría del otro”.

Cita 8.

“Trepó a un castaño, de ahí saltó hasta el techo de la casa, es muy ágil ese gato de perfil griego.  Entonces Max se sentía tranquilo, pues sabía que Mix
volvería cuando quisiera y que vagando por los techos disfrutaba de su libertad de gato; los amigos siempre cuidan la libertad del otro”.

Cita 9.

“Con el paso de los años, lentamente Max se convirtió en un joven lleno de planes y de sueños; Mix también cambió y de forma menos lenta se fue convirtiendo
en un gato anciano.  A Max le gustaba pensar que ningún pájaro sabe volar cuando nace, pero llega el momento en que la invitación del aire es más fuerte
que el miedo a caer y entonces, la vida les enseña a extender las alas.  Así, cuando Max cumplió 18 años y decidió que quería ser independiente, con la
ayuda de sus padres alquiló un pequeño piso en una calle tranquila y con muchos árboles.  Ahora esta es nuestra casa Mix, a veces estaré triste cuando
me falten mis padres y mis hermanos, pero te tengo a ti y sé que no estaré solo”.

Cita 10.

“Mix, se acostumbró muy pronto a la nueva casa en la planta más alta de un edificio de cinco, y solían sentarse en el alféizar de una ventana con el gesto
atento de los gatos, a mirar todo lo que ocurría al otro lado de los cristales.  Max sabía que estar bajo el cielo abierto era importante para Mix, de
tal manera que en el baño, había una trampilla de techo, dispuso una escalera y así el gato podía dar sus paseos al aire libre.  Los amigos comprenden
las limitaciones del otro y lo ayudan”.

Cita 11.

“Cada día mix exploraba el techo de la casa, y al regresar agradecía a Max frotándose contra sus piernas y ronroneando, así compartían el pequeño espacio. 
Y mientras Max estudiaba en libros que enseñaban los secretos de las matemáticas, de la química y de la física, Mix se acomodaba cerca de sus pies y recordaba
cuantos árboles había trepado.  A los árboles que levantaban el vuelo apenas lo veían, a la lluvia que lo había mojado o a la nieve que crujía bajo sus
cuatro patas, los amigos de verdad también comparten el silencio”.

Cita 12.

“Como siempre, Mix se acercó para ser el primero en saludar al visitante.  Max lo vio avanzar por el pasillo y también vio en el suelo la caja de libros
que pensaba devolver a la biblioteca, una caja que nunca antes había estado ahí, y sintió un dolor muy grande al ver que Mix chocaba con la caja”.

Cita 13.

“La noche anterior, mientras le acariciaba la panza, había mencionado que tenía varias ofertas y que se decidiría por la mejor.  Si todo sale como quiero
Mix, muy pronto alquilaremos un piso más grande y tendrás más espacio para moverte… ¿Qué te parece Mix?  ¿Te gustaría tener mucho más espacio para ti? 
Mix respondió estirando el cuerpo, los amigos de verdad, comparten los sueños y las esperanzas”.

Cita 14.

“Se sentía bien, muy bien junto al radiador y a sus recuerdos, cuando escuchó unos débiles, muy débiles pero rápidos pasitos que se acercaban, se detenían
y volvían a aproximarse.  Sin cambiar de posición tensó los músculos, con los ojos cerrados movía las orejas y los bigotes.  Aquello que se aproximaba
olía a papel, tenía el mismo olor de los libros en los que Max descubría los secretos de la ciencia.  De pronto y con la rapidez de sus mejores años, mix
estiró una pata delantera y palpó un cuerpecillo tembloroso bajo sus cojinetes”.

Cita 15.

“Bajo su pata un ratón diminuto trataba inútilmente se zafarse del peso que tenía encima.  Mas el ratón pequeño y frágil, era astuto y pensó con rapidez
en todo lo que sabía de los gatos antes de responder.  Pensó en todo eso que supuestamente les causaba repugnancia:  Soy una babosa señor gato, en efecto
soy una babosa húmeda y de aspecto asqueroso, soy un bicho repugnante y feo, tanto que no me atrevo a mirarme en ningún espejo, porque me doy miedo y asco. 
En efecto soy muy feo, más aún, feísimo, así que te ruego no abrir los ojos, porque la impresión de ver a un bicho tan feo podría hacerte daño”.

Cita 16.

“Sin dejar de presionar, mix con la otra pata palpó la cabeza, las diminutas orejas, el lomo y el rabo del ratón… ¿Una babosa con orejas, bigotes y rabo? 
Nunca pensé que una babosa se pudiese parecer tanto a un ratón, y menos aún que fuera tan parlanchina.  El ratón pensó que estaba perdido, pero enseguida
recordó que él en algunas ocasiones desde su escondite en la parte más alta del librero, había presenciado como el joven Max, se llevaba las manos a la
cabeza al ver bolígrafos o papeles esparcidos en el suelo”.

Cita 17.

“En efecto señor gato, lo has descubierto, soy un ratón y te aseguro que de los más interesantes, aunque de sabor hay otros mucho mejores.  Si te digo
la verdad, solamente la verdad y sin guardarme ningún secreto, ¿Hay algún premio?  Antes de responder, Mix levantó la pata y dejó libre al ratón.  Sé que
eres un ratón, y más aún, sé que eres el ratón que vive en la parte alta del librero, te oigo cada día cuando bajas, vas hasta la alacena y comes los cereales
que han caído, tú sabes que no puedo ver, pero mis orejas y mi nariz me ayudan a saber lo que ocurre”.

Cita 18.

“Dime:  ¿No tienes miedo de mí?  En efecto, tengo mucho miedo señor gato, soy un ratón de los más cobardes, estoy temblando de miedo, pero el hambre es
superior al miedo”.

Cita 19.

“cuando alguna persona visitaba a Max,  y al verlo a él se dirigía llamándolo “gato”, ven aquí gato, por muy grata que fuera su voz, no tenía el mismo
calor que la voz de Max al decir su nombre.  Bastaba con que dijera Mix, para sentir la invitación a acercarse, a compartir la compañía, la alegría o el
silencio.  Como has dicho que eres un ratón mexicano, me gustaría llamarte Mex.  ¿Estás de acuerdo Mex? Propuso Mix.  Es un nombre espléndido, en efecto
Mex es el nombre que siempre quise tener señor gato, me has quitado una de mis tristezas… ¿Te puedo decir la segunda?

Muy atentamente.

Luis Eduardo Cueva Serrano.

Aviación sin barreras.

Quito, Ecuador, Sudamérica.