Texto publicado por Daniel Vega, El testigo

Texto del día domingo 1 de diciembre del año 2019.

“Examinando las escrituras”.
Texto del día domingo 1 de diciembre del año 2019.

Sean hospitalarios unos para con otros sin rezongar
(1 Ped. 4:9).

En tiempos bíblicos, era frecuente que alguien invitara a comer en su casa a otras personas para indicarles que deseaba estar en paz con ellas y ser su amigo
(Gén. 18:1-8; Juec. 13:15; Luc. 24:28-30).
En nuestro caso, ¿a quiénes principalmente debemos invitar? A los hermanos de nuestra congregación. Ellos forman parte de nuestra vida diaria. Necesitamos tener amigos leales y llevarnos bien con todos ellos, porque cuando lleguen tiempos difíciles dependeremos unos de otros.
También puede que los superintendentes de circuito, los estudiantes de las escuelas teocráticas y los voluntarios de construcción necesiten alojamiento. Además, cuando ocurren desastres naturales, algunas familias necesitan un lugar donde quedarse hasta que se les repare su hogar.
No debemos pensar que solo pueden ofrecer alojamiento quienes tienen casas grandes y cómodas. De hecho, es posible que ya lo hayan hecho muchísimas veces. ¿Podemos ofrecerlo nosotros aunque nuestra casa sea pequeña o humilde?
w18.03 15 párrs. 6, 9

Fuente de consulta:
BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower
jw.org