Texto publicado por Daniel Vega, El testigo

Texto del día miércoles 10 de julio del año 2019.

“Examinando las escrituras”.
Texto del día miércoles 10 de julio del año 2019.

Tu hermano se levantará
(Juan 11:23).

¿Por qué estaba Marta tan segura de que su hermano resucitaría?
Porque, cuando era una jovencita, antes de que comenzara el ministerio de Jesús, es probable que oyera hablar de este tipo de milagros en su casa y en la sinagoga. Quizá nos vengan a la memoria tres relatos de las Escrituras.
La primera resurrección de la que habla la Biblia la efectuó el profeta Elías. Fue en una época en la que Jehová le dio el poder para hacer milagros. En una ciudad costera de Fenicia llamada Sarepta, una viuda pobre fue hospitalaria con el profeta. Entonces, Dios hizo que no se le acabaran el aceite y la harina, por lo que tanto ella como su hijo pudieron sobrevivir
(1 Rey. 17:8-16).
Tiempo después, el niño se enfermó y murió. Pero Elías tocó el cadáver y suplicó: “Dios, por favor, haz que el alma de este niño vuelva dentro de él”. Jehová escuchó la oración de Elías y le devolvió el alma, es decir, la vida
(1 Rey. 17:17-24).
No hay duda de que Marta conocía este extraordinario milagro.
w17.12 3 párr. 1; 4 párrs. 3, 5, 6

Fuente de consulta:
BIBLIOTECA EN LÍNEA Watchtower
jw.org