Texto publicado por AlejoC

Nota: esta publicación fue revisada por su autor hace 16 semanas.

La educación que esclaviza.

Me enseñaron la religión que ellos creían, me dijeron que el capitalismo y el libre mercado era lo mejor que le podía suceder a tu nación, me obligaron a no protestar contra ninguna autoridad y a respetar a los empresarios porque ellos te daban trabajo.

Ahora entiendo que no soy yo, el que sigue siendo esclavo de su adoctrinamiento, quien sigue sumergido en el lodo de la ignorancia dirigida, que menoscaba nuestro intento de ser ciudadanos globalizados.

Espero y aspiro a salir ileso o con pocas heridas que pueda impedirme el libre sobrevuelo hacia mis ideales, el subdesarrollo como monstruo imponente, solo asusta cuando careces de herramientas para hacerle frente.

La educación tiene que ser equitativa y exponencial, que radique en la libre elección, que los educadores presente todas las cartas del saber para que se de, esa inclinación que amerita cada educando.

Sin una educación globalizada no habrá desarrollo, eso dependerá de quien marque la cancha, pero el quedarse con los brazos cruzados no es una opción, eso fomentaría el esclavismo.