Texto publicado por Nelson

Aviación sin barreras del 18 de febrero.

Buenos días estimados amigos:  Adjunto el enlace de Aviación sin barreras, con información de medios de comunicación de Ecuador, Perú, Argentina, Uruguay,
Colombia, Venezuela, Panamá, México, España, Europa, artículos de actualidad sobre aviación, tecnología, cultura, ecología , salud, cinco cuentos a texto
completo y la Guía de aeropuertos del Ecuador accesible para PCD.

Saludos cordiales  y les deseo un excelente inicio de semana.

Luis Cueva.

Aviación sin barreras, Lunes 18 de febrero de 2019.

https://www.sendspace.com/file/b1grpr

Lunes, 18 de febrero de 2019.

Buenos días estimados amigos:  Cuando la injusticia acosa y la maldad extrema asedia sin escrúpulos ni pena a un prisionero de guerra, debe quien la padece
sacar fuerza de flaqueza y persuadirse en última instancia que es en el alma donde yace una inquebrantable calma. Sitio donde no llega el dolor, en aquel
aleph de abstracción, donde espacio y tiempo pierden lugar y momento, permitiendo así una formidable resistencia más allá de la razón o la ciencia. 

Y debió ser esto  lo que sucedió a un español en un campo de exterminio, donde el verdugo maltrataba prisioneros y cuyo finito dominio solo llegaba a sus
cuerpos.. 

“Amanece en París” rememora las torturas de un lugar sin cordura, donde solo la intangible esperanza es la voz que a los más valerosos alcanza. Sugiere
el Viejo Aviador tomar este libro como el paradigma de una lucha desigual pero digna, en la que el amor fue, es y será siempre el ganador.

Título:  Amanece en París.

Autora:  Paloma Sanz.

Nota de contraportada:  Era de noche cuando los nazis le apresaron, asomaba el sol el día en que conoció a Niní.  El testimonio de un español que volvió
a la vida después de pasar cinco años en Mauthausen.

Cuando a los 18 años, el mundo te empuja a sobrevivir en barracones de prisioneros, a observar cada mañana la siempre humeante chimenea de un horno crematorio,
a escuchar el sonido metálico de las vallas electrificadas, a soportar la crueldad de los soldados nazis, en definitiva, cuando a los 18 años la vida te
enfrenta al sinsentido del horror, sólo el amor y la esperanza pueden salvarte de la locura.

Esta es la historia de Ramiro Santisteban, un español que al término de la guerra civil, tras huir  de la península y alistarse en el ejército francés,
acabó apresado por las tropas nazis y recluido en el campo de Mauthausen, clasificado como de tercera categoría:  Exterminio total.

Hoy a sus casi 90 años, y cuando se celebra el 65 aniversario del cierre de este campamento, en el que fueron confinados más de siete mil españoles, además
de su vida allí, rememora el momento en que conoció a Niní, su mujer, su compañera, la madre de su hijo.  Solo la comprensión y el cariño de esta francesa,
por cuyas manos pasaban los expedientes de los oficiales nazis, fueron capaces de hacerle olvidar el espanto en el que vivió durante los cinco años que
pasó recluido en el infierno.

Acerca de la autora:  Paloma Sanz nació en Pozuelo de Alarcón, Madrid.  Estudió periodismo en la Universidad Complutense de Madrid en Ciencias de la Información. 
En 1986 entró a formar parte de la plantilla de Antena 3 Radio, y desde entonces está vinculada al mundo de la comunicación.  Los primeros años de su vida
profesional están centrados en los medios audiovisuales, la ya citada Antena 3 Radio, donde compartió micrófono con Antonio Guerrero, José María García,
Jesús Hermida y José Antonio Plaza; Televisión Española, donde trabajó con Miguel de la Cuadra Salcedo e Inca Martí.  Antena 3 TV, donde ha desarrollado
la mayor parte de su vida profesional y la Cadena COPE, a partir de 2006, queriendo dar un rumbo definitivo a su carrera, comenzó a colaborar en distintas
publicaciones, El País, El Magazín del Mundo, Yo Dona, Man.  En septiembre de 2009, publicó su primer libro en temas de hoy: “Rojo pasión, negro destino,
verde porvenir”, que ya ha alcanzado la cuarta edición.

Cita 1.

“El diablo es optimista, si cree que puede hacer peores a los hombres”.

Cita 2.

“A mis 89 años, y después de haber atravesado el infierno de punta a punta y conocerme todos sus recovecos, recuerdo los agujeros negros de mi vida con
cierta serenidad.  He perdonado, pero no olvidado, y sé que recrearme en los tiempos pasados, es un pasaporte a la locura”.

Cita 3.

“Una parte de los contertulios rechazaba el golpe del General Primo de Rivera de 1923 y la dictadura militar que con el beneplácito de Alfonso XIII se
sustituyó al gobierno liberal.  Aunque el golpista, si bien había adoptado medidas sancionadoras contra la CNT, toleraba todos los movimientos de la UGT,
hasta convertirse esta en la primera central sindical de España”.

Cita 4.

“Había mucho que comentar, la dictadura de Primo de Rivera se encontraba en sus horas bajas, el PESOE había roto con ella y se había pronunciado a favor
de la República.  Poco después cayó el régimen del dictador y los socialistas y sus amigos se mostraban contentos”.

Cita 5.

“El bar de Santisteban era el único donde se podía leer la prensa diaria, por eso muchos lugareños se acercaban a tomar café y copa antes de comenzar su
jornada laboral, y de paso se enteraban de las noticias del día.  Parece que Alfonso XIII ha encargado la formación de un nuevo gobierno a un tal Bautista
Aznar Cabañas”.

Cita 6.

“Me he dado cuenta de que el pueblo no me quiere, dice Alfonso XIII, se ha trasladado en automóvil a Cartagena, pero por lo visto piensa marcharse a París. 
¡No sé cómo va a acabar esto! ¿Estás preocupado?  No hay motivo, el panorama está revuelto, no te lo voy a negar, pero por el momento no es tan alarmante,
además… llevamos tantos años así”.

Cita 7.

“Mira, han elegido presidente de la república a Aniceto Alcalá Zamora y a Manuel Azaña como primer ministro, y eso… ¿Es bueno o es malo? Alcalá Zamora
abandonó el gobierno hace un par de meses junto a Baura, porque no estaban de acuerdo  ninguno de los dos con los sucesos anti clericales que están sucediendo. 
Ya, los chicos me han contado que han quitado el crucifijo de su escuela, y la Señá Paca  me ha dicho que han quemado algunas iglesias en Madrid y otras
ciudades españolas”.
Cita 8.

“La guerra civil había empezado con el alzamiento de una fracción del ejército, encabezada por los generales Mora y Franco, y en Laredo habían nombrado
un delegado de guerra, que en aquel momento constituía la máxima autoridad”.

Cita 9.

“La justicia se había convertido en una quimera, derechas e izquierdas sufrían indistintamente los desgarros salvajes de la contienda, y el 26 de agosto
de 1937 los soldados de la IV Brigada de Navarra y los italianos de la División Litorio entraron en Santander, así quedaba Cantabria en poder de los sublevados”.

Cita 10.

“A la mañana siguiente, las noticias eran aún peores.  Nicasio y Pedro habían estado escuchando la radio toda la noche, y se enteraron de las inquietantes
novedades.  Los fascistas han cortado las carreteras, no podremos pasar a Asturias, donde estaríamos seguros al menos por el momento.  ¿Nicasio, qué vamos
a hacer? Preguntó Silvina con una angustia extrema reflejada en la mirada y los ojos enrojecidos por el llanto”.

Cita 11.

“El periódico escupía noticias desalentadoras, Franco planeaba la conquista de Cataluña, y si esta caía, constituía un golpe decisivo a la resistencia
republicana.  La ofensiva del Ebro había terminado en desastre, y la moral de los hombres se encontraba más baja”.

Cita 12.

“Las esperanzas de una vida mejor, se escurrían entre los dedos y no podían hacer nada por atraparlas”.

Cita 13.

“Los franceses se veían desbordados, las quinientas mil personas recibidas en los últimos días, constituían una invasión en toda regla, y ellos no estaban
preparados para ese aluvión de gente.  El gobierno francés había otorgado un derecho de asilo, y había fijado las obligaciones de los extranjeros refugiados
con o sin nacionalidad, por medio de un decreto ley, que ordenaba a los hombres de entre 20 y 48 años a hacer prestaciones de una duración similar del
servicio militar francés, siempre que se encontraran en período de paz, y en ese momento, tal era el caso”.

Cita 14.

“Alemania invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939 y Francia juntamente con la Gran Bretaña, respondió a los alemanes el 3 del mismo mes con la declaración
de la II Guerra Mundial”.

Cita 15.

“En mayo de 1940, cuando la primavera se alzaba haciendo brotar la vida y tiñendo de color los días, los alemanes atacaron Bélgica y los militares del
improvisado campamento recibieron la orden de no salir del cuartel, es decir del castillo”.

Cita 16.

“No me preocupa mi situación sino la vuestra, a mí me cogerán como prisionero de guerra, pero… ¿Qué van a hacer con vosotros?  La pregunta quedó en el
aire.  Nadie sabía lo que iba a suceder con cada uno de aquellos hombres, españoles republicanos, su destino los esperaba con las fauces abiertas”.

Cita 17.

“El tren por fin se paró definitivamente, las puertas de aquel vagón se abrieron con violencia y Ramiro y su familia fueron  obligados a bajar a patadas
y culatazos de fusil, mientras los perros adiestrados para matar de aquellos soldados férreos, dibujaban con sus miradas, sus ladridos y su ímpetu la palabra
“muerte”.

Cita 18.

“La cara de Nicasio transmitía un dolor infinito, no podía más, pero ya divisaban la puerta del nuevo centro, que en esta ocasión no era otro campo de
internamiento como los franceses, donde no les obligaban a trabajar, se trataba del campo de exterminio nazi de Mauthausen, clasificado como de III categoría,
exterminio total”.

Cita 19.

“El verano escurría vida, los bosques de pinos, abetos y acebos, rodeaban aquellas instalaciones de muerte.  Se podían ver y sentir, aunque no oler.  Un
fuerte olor a carne quemada lo envolvía todo.  ¿De dónde procedería? Aquel paraje idílico albergaba uno de los mayores centros de dolor y muerte”.

Muy atentamente.

Luis Eduardo Cueva Serrano

Aviación sin barreras.

Quito, Ecuador, Sudamérica.