Texto publicado por Nelson

Aviación sin barreras.

Buenos días Multiamigos:  Adjunto el enlace de Aviación sin barreras, con información de medios de comunicación de Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Uruguay,
Colombia, Panamá, México, España, Europa, artículos de actualidad sobre aviación, tecnología, cultura, ecología, salud, tres cuentos a texto completo y
la Guía de aeropuertos del Ecuador accesible para PCD.

Saludos cordiales.

Luis Cueva.

Aviación sin barreras. Jueves 11 de enero de 2018.

Link de descarga:
https://www.sendspace.com/file/ejtesh

Jueves, 11 de enero de 2018.

Buenos días estimados amigos:  Pues ¿Quién creyera? Que “Espíritu” y “Oportunidad” fueran las palabras que llevarían a la humanidad al inicio de esta nueva
era; dos rovers de 6 ruedas, autónomos e inteligentes, que de manera prudente han explorado valles y cráteres de las arenas marcianas en busca de agua
o de vestigios de vida que mañana permitan  materializar el hasta aquí utópico sueño de colonizar no solo Marte, sino Europa, Ganimedes, Titán o Encélado
y hasta los confines del universo. 

Alcanzar la superficie del cuarto planeta del sistema solar, ha requerido un esfuerzo monumental que inicia con conseguir el presupuesto para tan temerario
evento, superar a incrédulos, intentos fallidos, la crítica o el olvido, la velocidad de escape y la complicadísima aproximación a Marte, pero allí están
venciendo las gélidas temperaturas, los rayos cósmicos, las tormentas de arena y las interminables dunas.  

Si bien, no será la presente generación quien haga del planeta rojo un hogar cómodo y a su antojo, pero para alcanzar esa meta que en ningún caso es discreta
hay que avanzar en un sinnúmero de ciencias y tecnologías que nos permitan arribar a tan ansiado día.

Título:  Los poderosos rovers de Marte, la increíble aventura del Spirit y el Opportunity.

Título original en inglés:  The Mighty Mars rovers_ The incredible adventures of Spirit and Opportunity.

Autora:  Elizabeth Rusch.

Nota de contraportada:   5, 4, 3, 2, 1… ¡Despegue! El 10 de junio de 2003, el pequeño robot de 6 ruedas “rover” bautizado como “Spirit”, vibraba al interior
de un cohete que rugía mientras despegaba rumbo a Marte.  Menos de un mes posterior a ese histórico lanzamiento, el rover gemelo denominado “Opportunity”
era lanzado también al espacio, a viajar en el sistema solar.  Los dos pequeños rovers se posaron en diferentes hemisferios del planeta rojo, aunque los
gemelos tenían una idéntica misión: Encontrar si alguna vez existió agua en el cuarto planeta del sistema solar, que pueda haber soportado la existencia
de vida.

Los rovers no tendrían mucho tiempo para cumplir con su misión, pues Marte es un planeta de condiciones hostiles, sin aire y constantemente bombardeado
por mortales radiaciones.  Los dos rovers eran totalmente dependientes de la energía solar, lo que los hacía vulnerables al invierno marciano, por lo que
se esperaba que el Spirit y el Opportunity tuvieran un tiempo máximo de trabajo de tres meses, pero en lugar de ello y por lo que ha sido considerada la
mejor misión espacial antes concebida y lograda, los rovers exploraron la superficie del planeta rojo por más de seis años.

El Opportunity fue conducido más allá de lo imaginable y el Spirit sobrevivió a muchas situaciones difíciles, por lo que los científicos la denominaron
el Indiana jones de Marte.

En “Los poderosos rovers de Marte” nos cuentan la gran aventura de este par de robots a través de los ojos y corazón de Steven Squires, profesor de astronomía
de la Universidad de Cornwell  y que lideró al grupo de científicos en esta misión. 

Los lectores sudarán al igual que Steve Squire durante el proceso de entrada en la atmósfera marciana y posterior aterrizaje, se inquietarán al igual que
el equipo de científicos buscando la mejor manera en que los delicados robots recorran la superficie del planeta, entre valles, dunas, cráteres o montañas
y se preocuparán cuando cada uno de ellos entren en situación de grave peligro y riesgo.

Este libro no solo captura los momentos triunfales de la misión, sino también las emociones humanas que Steve y su equipo sintieron durante toda la aventura
del Spirit y el Opportunity, ellos nunca se dieron por vencidos, nunca   dijeron hasta aquí llegaron los robots.

Acerca de la autora:  Elizabeth Rusch es una escritora freelance, que ha escrito más de un centenar de artículos en revistas tales como “Muse”, “Smithsonian”
y “Mother Jhones”.  Es autora de numerosos libros de no ficción para niños y jóvenes, entre los que se incluyen: “Generation Fix”, “Will ti blow”, “The
planet hunter” y “Fort he love of music”, que es la sobresaliente aventura de María y Mozart.

Elizabeth vive en Portland, Oregón con su familia y dispone de un rover en escala 1-1 del Spirit, que le sirvió de inspiración para el desarrollo de este
libro. Su rover se volcó y dañó en innumerables ocasiones, por lo que se le hacía difícil creer que un par de robots gemelos hubieran podido cumplir su
misión en condiciones completamente adversas por un período mayor a seis años.

Cita 1.

“Como objetos inanimados, por lo general deberíamos referirnos a los rovers como “eso” (it, en inglés), pero tanta fue la familiaridad alcanzada en la
extensa misión, que los científicos del proyecto se referían al Spirit como “ella” y al Opportunity como “Él”, y esto tanto como para generar un balance
de género como para distinguir con facilidad a los rovers durante la misión”.

Cita 2.

“Misión de exploración de Marte por dos rovers, año terrestre 2004, exploradores: dos robots, el Spirit y el Opportunity; líder de la misión:  Steven Squires;
Objetivo de la misión: búsqueda de vestigios de agua que puedan soportar la vida; duración inicial de la misión: 3 meses”.

Cita 3.

“¿Son reales los marcianos? Aunque la pregunta parece tonta, esta ha  estado presente por décadas en el pensamiento y preparación de misiones a Marte y
millones de personas en el planeta se han preguntado si de verdad existe vida en Marte, y si no la hay, ¿Hubo alguna vez vida allá?”.

Cita 4.

“Todos nos preocupamos de la pregunta anterior, porque quisiéramos también saber si el milagro de la vida se desarrolló solo en el planeta Tierra, o si
tal vez la vida podría ocurrir en cualquier otro lugar del universo si se dan las condiciones para su desarrollo.  Si algún tipo de vida, aunque sean diminutas
criaturas vivieron alguna vez en Marte, entonces imaginémonos qué más podrá vivir en millones o billones de planetas del vasto universo”.

Cita 5.

“Cuando el hombre dio el primer paso en la luna, los científicos avizoraban que las posibilidades de vida en Marte eran mínimas, pues en fotografías enviadas
por la sonda espacial Mariner cuando esta voló cerca de Marte, el planeta rojo se lo apreciaba sin vida, nada más allá de polvo y viejos cráteres”. 

Cita 6.

“Pero en 1971, cuando Steve Squires estaba en el colegio, las imágenes del Mariner IX, la primera nave espacial que circunvaló marte, los científicos observaron
lo que parecía un enorme cañón y canales vacíos, tal vez cubiertos alguna vez por agua, el ingrediente clave para la vida”.

Cita 7.

“Rusia ya había intentado explorar Marte con el envío de naves espaciales con sus respectivos robots denominados “Landers”, algunos de ellos chocaron a
gran velocidad contra la superficie del planeta, otros se posaron sobre la superficie pero nunca funcionaron y en otras ocasiones  las naves espaciales
simplemente se perdieron en el espacio, cinco intentos, cinco fallas”.

Cita 8.

“Más allá de la extraña belleza de las primeras fotografías de Marte tomadas por el Mariner, muy pocas personas podían realizar un correcto análisis de
las mismas, pero Steve, al observar una de las imágenes vio que esta parecía una superficie hundida rodeada de dunas de polvo rojo de la superficie marciana,
con probables valles que fluían hacia este lugar.  Para Steve resultó obvio que alguna vez ese lugar había sido un lago”.

Cita 9.

“Steve y su equipo desarrollaron una cámara para enviarla en la Misión Pathfinder, pero cometieron un error de cálculo  y la cámara no cabía en la sonda
exploratoria y la NASA le negó ser parte de la misión. Steve se preparó para la siguiente misión en 1998 y propusieron diferentes tipos de equipos como
una cámara panorámica, otra para observar el aterrizaje de la sonda, un espectrómetro para analizar el suelo marciano, y varias herramientas para analizarla
meteorología, pero la NASA negó nuevamente su proyecto.  Steve tenía la idea de enviar un geólogo a Marte, pero tal meta se veía imposible, pues marte
está a decenas de millones de millas de la Tierra, toma seis meses el alcanzar al planeta”.

Cita 10.

“La temperatura media en Marte es de 75 grados Fahrenheit bajo cero, los veranos marcianos tienen grandes tormentas de viento y arena y los inviernos son
oscuros y congelados, el planeta es totalmente árido y sin aire y es constantemente bombardeado por mortales radiaciones, por lo que equipar con todo lo
que un ser humano requeriría para sobrevivir hace una misión con seres humanos por el momento imposible”.

Cita 11.

“Por ello, Steve propuso durante 8 años que la misión a Marte debería ir con rovers en lugar de seres humanos, pero por 8 años la NASA rechazó su propuesta,
pero Steve nunca se rindió, soy necio decía y el reintentar “paga””.

Cita 12.

“En el 2000, Steve recibió una sorpresiva llamada de la NASA, ¿Puede construir dos? ¿Dos qué? Preguntó Steve.  La NASA requería dos cohetes, dos sistemas
de aterrizaje para Marte, dos rovers… dos de todo.  Los dos rovers que explorarían Marte deberían ser idénticos, pero se posarían en extremos opuestos
del planeta.  Con dos rovers, la NASA tenían esperanzas en que habría doble posibilidad de lograr el éxito, el éxito se buscaba desesperadamente después
de sendos fallos en otras misiones.  Steve inició su actividad junto con 170 científicos  y cientos de ingenieros en el Laboratorio de propulsión Jet en
Pasadena, California”.

Cita 13.

“Ellos tenían que trabajar rápido, contra reloj, pues la ventana de lanzamiento a Marte se presenta favorable solo una vez cada 26 meses, y en el 2003
la órbita marciana ocuparía su posición más cercana a la Tierra de lo usual.  La corta distancia significaría mejores comunicaciones, el viaje más corto
significaría menos combustible y al mismo tiempo, marte estaría en su posición más cercana al sol, lo que significaría mejores condiciones para los paneles
solares de los rovers”.

Cita 14.

“Los científicos ´debían tomar decisiones importantes:  ¿Cómo sería la silueta del rover? ¿Cómo aterrizaría en Marte? ¿Cómo se energizaría y cómo se movería? 
¿Qué instrumentos debería llevar? El diseño y construcción de los rovers ocupó científicos y profesionales de varias universidades y centros de desarrollo
de EEUU y otros países”.

Cita 15.

“Los rovers se parecían a insectos o animales, pero en lugar de seis patas tenían seis ruedas que se moverían independientemente una de otra, en lugar
de cola contaría con una antena, además los rovers deberían ir empacados, tendrían dos sistemas de navegación con cámaras de video que funcionen como sus
ojos, cada robot tendría un brazo tanto para trabajo con herramientas como para recoger muestras y examinarlas”.

Cita 16.

“Una vez que los rovers fueron ensamblados, comenzó una larga batería de pruebas y allí, el Spirit fallaba prueba tras prueba, su cámara tomaba imágenes
borrosas, su sistema de comunicación enviaba mensajes erróneos,, su brazo robótico se circuitaba, pero los ingenieros vez tras vez solucionaban los inconvenientes. 
El Opportunity fue el primero en salir airoso de las pruebas, pero ya no había más tiempo, había que prepararlos para el despegue a diferentes regiones
de Marte”.

Cita 17.

“Tus padres te bautizaron, pero ¿Quién puso el nombre a los rovers? La NASA organizó una competición y Sofi Colles, una niña de 9 años nacida en Siberia
y adaptada por un hogar en Arizona ganó el evento con los nombres de Spirit y Opportunity.  Esto es parte de la carta que escribió para la competición:
Viví en un orfanato, era frío, oscuro y solitario, durante las noches miraba las estrellas brillar en el cielo y me sentía mejor. Soñaba que algún día
podría viajar allá y en América pude hacer realidad varios de mis sueños, gracias por su espíritu (Spirit) y la oportunidad (Opportunity)”.

Cita 18.

“El 10 de junio de 2003, sobre el cohete Delta el Spirit luego de una brillante explosión de luz de los cohetes propulsores se elevó desde Cabo Cañaveral
en las costas de Florida para luego de vencer la velocidad de escape salir al espacio exterior rumbo a Marte, solo entonces el equipo de científicos se
abrazó de júbilo”.

Cita 19.

“El 7 de julio, a menos de un mes desde el lanzamiento del Spirit, el Opportunity despegó de la Tierra en dirección al planeta rojo.  Millones de personas,
no solo los científicos del proyecto, cruzaron sus dedos en señal de buena suerte.  El viaje duraría 6 meses y nadie sabía todavía las condiciones de los
dos rovers luego de tan larga navegación.  Steve indicaba:  Me da pena admitirlo, pero soy supersticioso y aunque trato de racionalizar que el proceso
de investigación y prueba fue muy trabajado y exitoso, no dejo de cruzar los dedos en beneficio de la misión”.

Cita 20.

“Un mes luego que los dos rovers aterrizaran en suelo marciano, la sonda japonesa Naozomi que iba en la misma dirección, se perdió en el espacio, días
más tarde la sonda británica Beatle II, también desapareció en el vasto espacio, para el Spirit y el Opportunity las miradas del planeta y sus esperanzas
estaban puestas en los robots gemelos”.

Cita 21.

“Muchas cosas podían ir mal, fatalmente mal, si el ingreso a la atmósfera marciana era de un ángulo equivocado, esto podría quemar la cápsula espacial
donde iban los rovers, si los paracaídas que frenarían la caída inicial no se desplegaban adecuadamente o los cohetes retro propulsores no funcionaban
en el tiempo y a la altura indicada, la cápsula se estrellaría a gran velocidad sobre la superficie, y la fase final sería una caída libre de nueve metros
de altura, protegidos únicamente por un sistema de airbags que cubrían totalmente al robot, aún si los airbags se abrían a tiempo, los rovers caerían como
de una altura de un edificio de seis pisos, rebotando una y otra vez sobre el suelo marciano”.

Cita 22.  

“Steve Squires y su equipo sabían que esta última fase del aterrizaje duraría apenas seis minutos, de igual manera sabían que las primeras señales de radio
si la misión se posaba en Marte exitosamente viajarían hasta la Tierra en 10 minutos, diez minutos de terror donde los científicos no podrían realizar
ninguna corrección, nada si algo iba mal, fueron diez minutos  de mirar y esperar que en las pantallas del Jet Propulsion Laboratory apareciera el primer
mensaje e imágenes del Spirit”.

Cita 23.

“Los científicos esperaban que el Spirit se separara adecuadamente del cohete, estaban preocupados por la velocidad de ingreso a la atmósfera marciana
que era de 25 veces la velocidad del sonido, rezaban para que los paracaídas y los retrocohetes hagan su trabajo, y estaban esperanzados que los airbags
protegerían al rover de los duros rebotes que tendría en su caída final… Finalmente llegó la señal de operación de vuelo a control terrestre de operación,
todo el laboratorio saltó con un grito de hurras”.

Cita 24.

“La primera imagen de Marte:  ¡Oh Dios! Los colores eran perfectos y los detalles nítidos, era como estar allí.  Funciona, trabaja, las imágenes se asemejaban
al desierto de Mojave, con un viento arenoso  y rocas oscuras que proyectaban sus sombras en la tarde marciana”.

Muy atentamente.

Luis Eduardo Cueva Serrano.

Aviación sin barreras.

Quito, Ecuador, Sudamérica.

--
Has recibido este mensaje porque estás suscrito al grupo "Aviacion sin barreras" de Grupos de Google.
Para cancelar la suscripción a este grupo y dejar de recibir sus mensajes, envía un correo electrónico a
aviacion-sin-barreras+unsubscribe [arroba] googlegroups [dot] com.
Para publicar en este grupo, envía un correo electrónico a
aviacion-sin-barreras [arroba] googlegroups [dot] com.
Para ver esta conversación en el sitio web, visita
https://groups.google.com/d/msgid/aviacion-sin-barreras/59ae6b1c-737c-45....
Para acceder a más opciones, visita
https://groups.google.com/d/optout.