Enlace publicado por Irene Azuaje

Carta de un niño al incomprensible mundo de los adultos

Ay, pequeñito mío, hay actitudes que yo incluso siendo adulta no entiendo de los padres, siempre es más fácil decir a un niño cállate, no sabes nada, no preguntes.